Quisiera que algún dia

aaaHace años instalaron en mi pueblo un sistema de recogida de basuras neumático. A saber, echas los desechos por una especie de buzón – siempre respetando los colores para el reciclaje a efectos del tipo de basura: orgánica, briks, latas, etc…- y estos caen a un depósito donde se van acumulando. Periódicamente, un chorro de aire comprimido arrastraba la basura por un tubo a lo largo de cientos de metros hasta su destino. La presión que ejerce el mecanismo hace que la basura llegue prensada. No entraré a valorar las virtudes y defectos del susodicho sistema, aunque si es cierto que, en su día, no gustó a todo el mundo. Hoy la cosa se ha normalizado y la gente apenas recuerda el sistema tradicional de recogidas.

Una mañana, hace mucho tiempo, yendo a la Universidad, observé en la distancia un grupo de personas con evidentes signos de agitación en torno a uno de estos “buzones” de basura. Una mujer de mediana edad y que paseaba un perrito, estaba llorando y pidiendo ayuda a gritos. Un abuelo había soltado la garrota e intentaba desmontar el artilugio con sus propias manos. En rededor, hombres y mujeres guardaban silencio o comentaban entre ellas apresuradamente, la mayoría con signos de evidente consternación. Conforme me acercaba al lugar descubrí aterrorizado el motivo de la funesta reunión. Unos maullidos débiles, lejanos, salían del estómago de acero del buzón y llegaban tristes, desvalidos, a mis oídos. Mi cerebro se negaba a procesar la evidencia, pues era imposible que un animal se colara ahí por su propia voluntad. Hay que abrir una sólida tapa, introducir la basura y girar la palanca que deja caer el contenido al depósito.

En aquellos momentos alguien se reiría, más o menos lejos, más o menos cerca, de la “gracia” que había hecho. Tal vez, seguía con las tareas cotidianas, tras haberse desecho de un estorbo. Incluso podría estar regodeándose en su acción al pensar que había librado al pueblo de una bestia parasitaria: el gato callejero. O quién sabe, tal vez fue la mejor solución que pensó para una mascota molesta frente a las vacaciones.

Entre tanto, las numerosas personas allí congregadas aportaban soluciones en la medida de sus posibilidades. Alguna más se unió al llanto de impotencia de la señora del perrito e incluso el frutero de enfrente apoyó la tarea iniciada por el abuelo, con unas herramientas inútiles para acometer al monstruo de acero que se había tragado al desdichado animal. En ocasiones, los maullidos de la criatura eran sustituidos por auténticos gritos de desesperación que herían como dagas envenenadas al espíritu más valiente. Unos preguntaban que pasaba, otros se lo contaban a las vecinas, asomadas a las terrazas o ventanas más cercanas al lugar. Alguien comentó que la policía estaba al llegar.

Y en el momento en que el perrito de la señora ladraba a otro más grande que se acercaba, una tormenta metálica se alzó de las profundidades. Un sonido espantoso arrancó del fondo del buzón e hizo temblar la acera y los corazones cercanos. El tiempo se paró y no hubo más ruido que el de la máquina asesina. El chorro de aire, involuntario consorte de la muerte, se inicio en el mismo momento en que estaba programado, arrastrando los desechos y una vida.

Esto ocurrió hace muchos años. Cuentan que el episodio se repitió con posterioridad, en otros lugares, ante otros testigos, con otros inocentes como protagonistas, de la misma especie o cualquier otra. Con la vida de aquel gato marchó una parte de nosotros. Cada vez que un ser inocente muere a manos de un desaprensivo, todos morimos un poco. Porque si la humanidad no la creamos entre todos, no se creará sola y basta un único individuo para echar abajo la obra de muchos años. Basta un segundo de aire comprimido, descarga eléctrica, atropello, cuchilla asesina, estoque de acero o lazo al cuello.

Anuncios

2 thoughts on “Quisiera que algún dia

  1. Si un día la gente de PACMA no es necesaria querrá decir que hemos superado la ‘prueba del algodón’ pero no solo en nuestro trato a los animales…sino también en el trato a nuestro semejantes…porque va unido, es un todo.

    Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s