Carta de un ex vegano

sin-titulo-1-copiaSe acabó. Me han convencido. Voy a dejar de ser vegano. Y no por capricho ¿Eh? Tengo razones de peso.

Primero, los cavernícolas. Fácil, si hace 1.500.000 de años comían carne, es obvio que tenemos que comerla nosotros también. Esto es una prueba científica. Lo contrario es ir contra la naturaleza. Debemos actuar como hace millón  y medio de años. Ahí, todo el día a garrotazos, comiéndose al vecino y buscando carroña. ¡Pues es lo suyo joder! ¡Viva el Frente de Liberación de Atapuerca!

Segundo. Los leones. Una cosa está clara. Los leones cazan en la sabana africana y yo cada vez que me miro a la espejo me veo muy león. La verdad. Así, con esas garras y dientes… Si los leones corren tras sus presas ¿por qué yo no puedo hacerlo?

Tercero. Las plantas. ¿Qué pasa con las plantas? Pues que sienten. El otro día me vino la revelación. Abrí la nevera y allí estaba. Un tomate, llevaba dos semanas ahí metido y como el primer día. Rojito, suavito… ¡Eso es porque está vivo! Ahora en la frutería los acaricio y les digo cosas y a lo mejor es sugestión, pero me da que les gusta. No se mueven ni nada, pero que a mí me da que un suave roce les mola.

Cuarto. Sabed que Hitler era vegetariano. Y por ahí no paso. Si Hitler era vegetariano yo no quiero serlo. En serio, es muy chungo hacer las mismas cosas que Hitler.

Cinco. Dios. En la Biblia lo dice. Dios puso a nuestro servicio a los animales para comerlos. Esto es algo que sabe todo el mundo porque la Biblia es uno de los libros más extendidos desde hace tres mil y pico años, por algo será.

Seis. Además, como todo el mundo sabe, esto de comer carne es algo que siempre se ha hecho. ¿Por qué vamos a cambiar algo de toda la vida? Tanta chorrada progresista. ¿Qué es eso de que las mujeres pueden votar? ¿Qué es eso de que los negros son libres? Lo que se ha hecho toda la vida es por algo y punto.

Siete. La isla. A mí esto es algo que me preocupa porque viajo mucho. ¿Y si un día me pierdo en una isla desierta y no hay vegetales? ¿Y si sólo hay cerdos y corderos, terneras y pollos? ¿No me los puedo comer? No, no… a mí me enseñaron a tirar “pa lante” como sea.

Ocho. Las proteínas. En serio, ¿que hacemos sin proteínas? Necesitamos proteínas para vivir. Si miras a nuestro alrededor todos los animales comen proteínas para estar fuertes y sanos. Los elefantes, los búfalos, los rinocerontes, etc. Necesitamos proteínas, lo dice la ciencia.

Nueve. La justicia. ¡Tanta chorrada con la justicia y la ética! ¡Entended que eso no es natural! ¡Es un invento! Cada cual tiene su ética y punto. Como el que practica la ablación femenina ¿Por qué no puede hacerlo si es su cultura? ¿Porque lo dice un europeo? ¡Etnocentristas!

Diez. Los animales están para eso. ¿No los ves en la granja? Ahí, sin nada que hacer. Engordando nada más. Sin apenas moverse. Para esa mierda de vida ¿No será mejor matarlos y alimentar mi barriga? Joder… es de lógica de primaria. Para qué darle tantas vueltas. ¿Acaso nos ha dicho un cerdo o pollo que no les gusta ser degollados? Pues no y el que diga lo contrario seguro que está loco.

Once. El sabor. Me gusta la carne. ¿Por qué tengo que renunciar a ese placer? Joder, no hacemos más que renunciar a cosas. Siempre tiene que haber peña que joda lo que más me gusta. A mí me encanta tocarme los huevos y no hacer nada. Antes tenías un esclavo que lo hacía todo por ti. Pero llegaron los de siempre y dijeron que estaba mal, ale, a joderse sin esclavos. ¡Basta ya de tonterías!

Lo dicho gente, paso de ser vegano. A mí me han convencido.

Fdo. Juan Arriaz ExBgan

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s