Hasta el infinito

sociedad_estamentalEl privilegio es una forma eficaz de control social.

Por un lado está Urdangarin que no entrará en la cárcel, Isabel Pantoja, condenada a dos años de prisión por blanqueo de capitales, pero que la pisó poco más de un año. Algo parecido al caso de Ortega Cano que por conducir borracho y matar a un padre de familia sólo estuvo 13 meses en prisión. Etc…

Por otro lado tenemos el caso de la madre que ingresó en prisión por gastarse 200 euros en leche para bebés con una tarjeta que se había encontrado. Un chaval que pagó 90 euros con una tarjeta falsa y es enviado seis años a prisión o el rapero condenado por hacer canciones arremetiendo contra todo.

En otras palabras, si tú perteneces al segundo grupo y ahí estamos la inmensa mayoría, irás a la cárcel, así que anda con cuidado. La consecuencia refuerza la idea de miedo, apatía y conformismo que deriva en la imagen mental de que “el mundo es una mierda”, de que “no se puede hacer nada para cambiarlo (y nada hago)”, etc.

Además alimenta y perpetúa el privilegio. Pues estos se dan en todas las escalas sociales. No todos somos una Pantoja u Ortega Cano, pero sí contamos con otros privilegios como el de ser hombre, ser blanco, humano, ser nacional, heterosexual, tener un trabajo, etc. Si Urdangarin se beneficia de sus privilegios… ¿Por qué voy a renunciar yo a los míos? Esta es la lógica.

Los de arriba se ríen de los de abajo como los de abajo se mofan de los de más abajo. Ad infinitum…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s