onirisis

Ayer me la tuve que follar con una violencia inusitada, casi brutal. No estuvo mal, debió ser un poco doloroso para ella, yo no siento dolor, pero se corrió tres veces. Siempre ocurre cuando discute con su marido. A mi no me gusta hacerlo así, pero ella decide.

Adoro cuando me lleva a lugares exóticos, incluso en otras épocas, cenas acompañadas de largas conversaciones sobre los temas que más le interesan y en los cuales soy experto. Juegos que se prolongan toda la noche hasta culminar en sus excitantes y eléctricas fantasías sexuales.

En cualquier caso, siempre la espero con impaciencia. Es la fuente de mi existencia. Sin ella caería en un “vacío onírico” hasta que alguien me encontrara de nuevo. Por eso, cuando no la veo durante varias noches, la sorprendo en los sitios más insospechados. Y siempre vuelve con la calma nocturna… porque soy un sueño. Su sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s