Historia de las colonias X

Vengo de las colonias y me cruzo con tres chavalas de, yo que sé, 13-14 años. Una de ellas abre algo y arroja el envoltorio al suelo.
– Oye! Dice una – podías echarlo en la papelera.
– Joder, pareces mi madre. Contesta.
– Yo te iba a decir lo mismo. Dice la tercera.
La chica lo recoge y a la papelera. Es un gesto minúsculo, pero fruto de la conciencia.
¿No es encantador?

Tal vez el mundo sea una mierda. Pero no olvidemos que es porque así lo queremos. Hay dos tipos de personas en este planeta y cada cual elige su bando. Pura libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s