Breve historia del nacionalismo.

Antes del S. XIX no había naciones. Las dinastías, linajes reales, cuyo patrimonio era la totalidad de las gentes y tierras bajo su dominio, pugnaban unas con otras devorándose. La casualidad de que un gallego y un murciano se conocieran se basaba en un par de posibilidades: compartir cuerpo de ejército a la mayor gloria del monarca de turno y/o la prisión.

Cierto que, en ocasiones, se despertaban sentimientos de fraternidad y patriotismo que se reducían al terruño de un día de distancia en burro en torno al pueblo. Lo que hoy conocemos como “Patria Chica”, en realidad, la única patria con cierta antigüedad, una herencia del feudalismo y las relaciones de vasallaje medieval ilustrada en la Patrona local, fiesta anual, apodos, leyendas, tradiciones… un poco más allá lenguas, dialectos y religión. El vapor aumentó el tamaño de las patrias, para quién usaba el tren: la burguesía. El petróleo difuminó las fronteras y la Red no las respeta.

Con la caída de las monarquías absolutas, al grito de Soberanía Nacional, la Constitución y el arancel, nacen las naciones. La izquierda conservadora inventa la “autogestión de los pueblos” con el fin de subirse al carro de la nueva tendencia para someter a los individuos. Fabricadas las naciones, centrales o periféricas, se dedican 200 años a pelear unas con otras, como los antiguos monarcas, generando las guerras y acciones más crueles, brutales y asesinas de la historia de la humanidad.

La nación ha cubierto el espacio dejado por la religión para cohesionar y organizar la sociedad. En su escaparate muestra el maniquí del ciudadano ideal, siempre virtuoso, con el que se identifica el individuo que, incapaz de dar un sentido a su exigua existencia, lo halla en la identificación con el modelo estandarizado, cargado de símbolos que colgarse en la chepa y lucir orgulloso frente a los “otros”, aunque no sepa definirlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s