Cariño, nuestra hija es una puta.

– Hola Pepe – dice la señora Ernestina entrando en casa – me ha preguntado el párroco por ti, se ha notado tu ausencia. Unas palabras muy bonitas las de hoy… ¡Pero Pepe! ¿¡Qué cara es esa, qué ocurre!?
– Cariño, tenemos que hablar. Ven y siéntate. Indica Pepe, más serio que Rajoy negando su relación con los imputados del PP.
Ella, un tanto inquieta accede y juntos se dirigen a la “habitación del ordenador”.
– ¿Te acuerdas de Luís? Pregunta él.
– No.
– Sí, hombre, mi compañero de trabajo- Ernestina piensa un poco, pero no – ¡Joder, mi mejor amigo del trabajo!
– Pues no caigo Pepe, nunca me hablabas del trabajo y …
– Bueno, da igual. Cariño, nuestra hija es una puta.
– ¡Qué dices Pepe! ¡Santa Mónica Bendita madre de San Agustín! No Pepe, por ahí no paso… ¿A mi hija? ¡Te saco los ojos Pepe! Te lo advierto…
– Escucha, ayer me llamó Luís, mi compañero del trabajo. Tampoco le creí al principio, pero…

Pepe mueve el ratón y la pantalla del monitor se enciende mostrando una web de fondo negro y rojo, muchos anuncios saltarines, enlaces con fotos y en el centro… un vídeo en pausa. Pulsa en el icono de Play y…

– La Virgen del Amor Hermoso, ¡es mi niña! Mi Anabel… Grita Ernestina mientras agarra muy fuerte el bolso contra su pecho, como si se lo fueran a robar, como cuando pasea por los barrios bajos, es decir, cuando va al mercado, a comprar el pan, etc.

Anabel se retuerce encima de una cama, ultra maquillada, desnuda, chupándose un dedo, ojos lujuriosos  y demás parafernalia– ¡No puedo mirar Pepe! Anabel se abre mucho de piernas -¡Aaaayyyyy Pepe que me da algo! Un negro enorme con apreciables dotes cavernosas hace acto de presencia ¡Pepe, por Dios, por San Juan y la Virgen de la Misericordia, por Balaguer y el Santo Sepulcro, si parece un zeppelín!

La horrorizada madre cae de la silla desvanecida mientras lanza un sonoro y agónico grito.

– ¡Ernestina! Chilla Pepe mientras se abalanza sobre ella, agitando una libreta sobre su cara para airearla.

Suena el timbre de la entrada. Pepe se incorpora y acerca a la puerta con premura. Al otro lado hay una señora, algo más joven que su esposa, con un chaval de 17 años, gorra con visera tamaño tapa de wáter y marca americana, a juego con las playeras, todo del mantero de la esquina. Son Pilar, la vecina de al lado y mejor amiga de Ernestina mas “el Cristian”, su hijo

– Hemos oído el grito de Ernestina – comenta Pilar con notoria agitación – y venimos a ver que pasa.
– ¡Ay Pilar! ¡Que Dios nos guarde! Ernestina está inconsciente… informa Pepe.
– No jodas viejo, ¡voy a ver que pasa! Comenta Cristian mientras se gira la gorra
– ¡Espera! Grita Pepe abalanzándose sobre él. Demasiado tarde. Cristian entra en la “habitación del ordenador”.
– ¡No me jodas! ¡Pero si es la Anabel en bolas! ¡Me cawen la puta viejo¡ ¿Tienes wifi? Pregunta el muchacho mientras saca el móvil “marca-paquete” del bolsillo derecho del vaquero de pitillo, remangado hasta media pantorrilla.
– Madre de lo imposible dame fuerzas para vivir… – susurra Ernestina, que poco a poco vuelve en sí -¡Pepe! nos han secuestrado a la niña. Hay que llamar a la Guardia Civil-.
– ¡Pero que dices mujer, si están todos en Cataluña! Certifica Pepe mientras empuja a un lado al chaval, con el objetivo de quitar el vídeo.
– ¿Pero no estaba en Berlín? Comenta Pilar muy asustada, mientras agarra con fuerza una estampa de San Antonio que siempre lleva a mano por lo que pueda pasar.
– ¡Te lo dije Pepe! ¡Que la mandaras a Roma! ¡O al menos al C.E.U! Mira ahora… mi niña, ¡si es una Santa! Dice Ernestina señalando al monitor, aunque Anabel está a otros menesteres ¿¡Pero qué le hace al negroooooo!? ¡Aaaaayyyyyy Virgen Santa!
El Cristian, que ha resistido el primer envite del afligido padre intenta echar una foto a la pantalla a fin de quedarse con el título del vídeo.
– Y encima en “Coñitos ansiosos”, es la mejor web porno en español. Comenta el chaval emocionado.
– La puta que te parió, como te masturbes con mi hija te rompo los dientes. Amenaza el padre puño en alto
– Pero si lo llevo haciendo desde los ocho años… jajaja. Pues no está buena la Anabel…  Indica Cristian.
– Me cago en tus muertos, ¿pero tú no tendrías que estar estudiando? Grita Pepe.
– Que va, si me voy a una mani por la Unidad de España. Apunta el crío.
– Hay la Santísima Trinidad, que me han robado a la niña. Lamenta Ernestina.
– ¡Cristian! ¡Compórtate! Grita Pilar.
– Eso está muy bien – indica Pepe mientras se recompone y engola la voz– una juventud recta, saludable, con principios, como Dios manda…
– ¡An-dá la hostia, ¡si encima es la versión de pago! Anuncia Cristian jolgorioso.
– ¿Pero qué dices niño? Pregunta Pilar.
– Que sí , que a “coñitos” está conectado un tal Jose1963. Añade Cristian mientras un puño vuela hacia su cara.

FIN.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s