Los cuatro gatos

A raíz de la concentración contra los festejos taurinos en Leganés del sábado 18/08/2018, del cubil salen voces gritando que fueron cuatro gatos. En realidad, serían gatas, pues en estos eventos el número de ellas siempre es mayor que el de ellos. Matiz que al mundo taurino, anclado en el Bronce Tardío, se le escapa y ahí radica, de hecho, uno de los factores del declive de tan bárbara práctica.

Es cierto que fuimos unas 100 personas. Y esto puede ser bueno o malo, según se mire. Si lo comparamos con la gente que estaba en la playa a esas horas, pues es poco. Pero si lo comparamos con la gente que había en la corrida de toros en ese mismo momento en la Cubierta de Leganés, son muchos. Pues no había corrida de toros.

Los activistas son un porcentaje bajo de la sociedad. Al fin y al cabo, es más agradable estar tomándose unas cañas a esas horas que exigiendo Justicia en la calle. Pero también es cierto que la sociedad en su conjunto ha dado la espalda a la Tauromaquia. De un año para otro la industria taurina marca nuevos niveles de desplome, aún con las ayudas públicas. Los activistas somos la punta de lanza, los que tiramos del carro de la sociedad. Tal vez seamos pocos, pero contamos con la fuerza que ellos no tienen: la Razón, la que mueve el mundo. Y eso es superlativo.

Anuncios

Perspectiva del piropo

Vas por la calle y se te acerca un desconocido. Va bien vestido para el estándar social, ya sabes, traje, corbata y un maletín. Te mira y te comenta algo así – me pareces una buena persona, inteligente, atractiva, con futuro – y además sugiere – ¿Te gustaría ir de viaje a Yibuti? Yo corro con los gastos y nos vamos juntos -. ¡Raro! ¿No? Lo primero que una persona equilibrada pensaría es “¿Y este pavo? ¿Qué coño me dice? ¿Un viaje a dónde?” Seguir leyendo “Perspectiva del piropo”

Libertad, naturaleza y animales domésticos

Cuando vemos un león en mitad de la sabana contemplando el horizonte nos asombra la hermosa escena y en cierto modo, nos parece un símbolo de libertad. Pero en realidad el león está buscando presas y eventuales amenazas. Una manada de búfalos corriendo parecen libres, pero buscan agua y pastos mientras otean la existencia de predadores. Las bandadas de pájaros son muy hermosas; están buscando lugares donde criar y pasar el invierno. La naturaleza no facilita la libertad, muy al contrario, condena a la esclavitud, la de los instintos más básicos. La supervivencia. Seguir leyendo “Libertad, naturaleza y animales domésticos”

El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Seguir leyendo “El enigma de la enfermedad sin nombre”

Manifiesto Animalista.

Cuando lo ví en la Fnac lo que más me llamó la atención fue el subtítulo que, de hecho, es la clave del trabajo de C. Pelluchon. En realidad no es un manifiesto animalista, esa etapa ya ha sido superada, la autora va mucho más allá. Y ¿Por qué a estas alturas de la película es necesario un libro sobre este tema? Pues porque concreta lo que muchos activistas llevan pensando desde hace tiempo:

  1. La brevedad y sencillez del texto que no resta un ápice a la profundidad del tema tratado pues abarca muchos y variados campos de la Justicia y la Etica, consecuencias históricas de la humanidad, al alcance de todo el mundo.

 

  1. El tema tratado que, lejos de una nueva relación de crueldades con los animales, se centra en el siguiente paso. Es decir, ¿qué hacer desde un punto de vista pragmático para mejorar las condiciones de vida del resto de animales, primero y alcanzar la abolición de la explotación, después?

 

  1. Ubica, de forma sencilla y asequible, al movimiento animalista en su justo lugar: entre los movimientos de liberación humana y explica por qué no puede haber libertad sometiendo al resto de animales. En otras palabras, hay una superación de los parámetros tradicionales y revisión de la propia concepción de la humanidad y su sociedad.

Seguir leyendo “Manifiesto Animalista.”

Breve historia de la inmigración española.

Los primeros españoles, los únicos españoles de verdad y originales, llegaron a España hace un millón y pico de años. Y en teoría, de estos, no quedaba ni uno. Medio millón de años después aparecieron unos inmigrantes del centro de Europa, los Heidelbergensis, para vivir de las ayudas públicas. Y aquí estuvieron otro medio millón de años, hasta que los neandertales, que eran más listos y fuertes, echaron a los otros y se quedaron con los pisos públicos. Pero estos neandertales ya no eran españoles de verdad, eran inmigrantes con nacionalidad española, que no es lo mismo.

Durante el Solutrense, hace unos 20.000 años, más menos, llegaron los africanos negros, se discute si en patera, pero vamos, que llegaron y acabaron con los neandertales. Estos negros africanos, por supuesto, no eran españoles. Los españoles de verdad sólo fueron los primeros de todos. Nosotras, las españolas de hoy día, somos descendientes de estas inmigrantes sapiens y negras. Seguir leyendo “Breve historia de la inmigración española.”