El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Continue reading “El enigma de la enfermedad sin nombre”

Anuncios

La ví esta mañana yendo a currar. En una acera de cemento que pisan al día, no sé, miles de humanos. Ahí estaba, a lo suyo, tan inconsciente de su entorno como los que no la han pisado y los que la pisarán.

Dicen los estructuralistas que el Neolítico fue la conclusión de un largo proceso de control de la naturaleza que aún dura. Con este período, el Neolítico, se inicia la propiedad privada, la explotación de animales, las jerarquías, la guerra, la maternidad como recurso económico, etc.

Pero ella, la naturaleza, resiste.

Salvo que la destruyamos en su totalidad, aniquilándonos también, buscará su vida. Nos gusta inventar 75.000 historias para creernos ángeles reencarnados, otra cosa, algo diferente… pero no somos más que la extensión consciente de esa destrucción.

¿Quién es más monstruoso?

¿El torero o el taurino? Ayer pensaba que el torero, sin duda, pues decide torturar y asesinar. Algo fuera de comprensión, algo que está más allá de toda opción racional, por no hablar de ética. Sin embargo, el taurino es un simple espectador, un mierdecilla que no tiene nada mejor que hacer.

Luego me acordé de las palabras de Primo Levi cuando nos dice que los monstruos no son seres diferentes, ajenos a lo humano, sino la gente común, la que simplemente está y colabora sin plantearse lo contrario. Que se deja llevar por sus abismos mentales. Otra forma de acercase al concepto de “banalidad del mal” acuñado por Arendt.

Esa turba de entidades grises, que suponen la mayoría, en la Alemania Nazi, en los estados del sur americanos, en las plazas de toros, en la administración pública, en las grandes empresas y mataderos, en los supermercados… esa masa acrítica cuyos objetivos no van más allá de sus narices y pudren las raíces de todo lo que crece.

En la foto Hanna Arendt, ese cráneo privilegiado del XX y más allá.

Breve historia del nacionalismo.

Antes del S. XIX no había naciones. Las dinastías, linajes reales, cuyo patrimonio era la totalidad de las gentes y tierras bajo su dominio, pugnaban unas con otras devorándose. La casualidad de que un gallego y un murciano se conocieran se basaba en un par de posibilidades: compartir cuerpo de ejército a la mayor gloria del monarca de turno y/o la prisión. Continue reading “Breve historia del nacionalismo.”

Del exterminio

Sodom and GomorrahJohn Martin, 1854

En general dos de cada tres opinadores acaban abogando por un genocidio al tratar asuntos relevantes. No en asuntos del tipo “Este hijo de puta roba más que yo y por tanto me quejo”, lo que viene a ser la política española, sino en temas vitales, como por ejemplo, la ecología.

Para entender la trascendencia de la ecología basta el sencillo símil que cuenta: “Dentro de tu casa puedes discutir cómo administrar el dinero, que muebles usar, el color de las paredes, las normas de convivencia, esta habitación es mía y sólo mía, etc. pero sólo unos auténticos estúpidos seguirían discutiendo esos temas mientras la casa se agrieta y derrumba”. Continue reading “Del exterminio”

Breve historia de la violencia.

El macho con pretensiones Alfa se pavonea frente a la hembra. Muestra sus poderosos bíceps, camina muy tieso para parecer más alto, gesticula buscando la mirada de ella, etc. Podría tratarse de cualquier discoteca de hoy día, pero este macho pertenece a una manada humana de hace medio millón de años.

Continue reading “Breve historia de la violencia.”