La manada, cazadores, taurinos y nazis.

Leo una trascripción de los wasaps de los miembros de “la manada” y me quedo con la terrible sensación de que no me extraña. ¿Hay algo más terrible que no inmutarse ante semejantes barbaridades? Digo más… es que me suena haberlo leído un millar de veces.

Los vuelvo a leer y caigo en la cuenta. Joder…, pienso, la lógica ahí expuesta no se diferencia en nada del relato de cualquier cazador tras un glorioso día asesinando animales. Tampoco de la descripción de una faena taurina. O de una “caza” del nazi al negro. Sólo cambia el objetivo y los términos. En el caso del mundo cinegético y taurino, muy elaborados, eso sí, para colar un simple crimen por arte y tradición. Lo que se ve en estos mensajes de “la manada” es un ritual, informal, vale, cutre, vale, pero planificados y con los mismos objetivos. Continue reading “La manada, cazadores, taurinos y nazis.”

Anuncios

¿Quién es más monstruoso?

¿El torero o el taurino? Ayer pensaba que el torero, sin duda, pues decide torturar y asesinar. Algo fuera de comprensión, algo que está más allá de toda opción racional, por no hablar de ética. Sin embargo, el taurino es un simple espectador, un mierdecilla que no tiene nada mejor que hacer.

Luego me acordé de las palabras de Primo Levi cuando nos dice que los monstruos no son seres diferentes, ajenos a lo humano, sino la gente común, la que simplemente está y colabora sin plantearse lo contrario. Que se deja llevar por sus abismos mentales. Otra forma de acercase al concepto de “banalidad del mal” acuñado por Arendt.

Esa turba de entidades grises, que suponen la mayoría, en la Alemania Nazi, en los estados del sur americanos, en las plazas de toros, en la administración pública, en las grandes empresas y mataderos, en los supermercados… esa masa acrítica cuyos objetivos no van más allá de sus narices y pudren las raíces de todo lo que crece.

En la foto Hanna Arendt, ese cráneo privilegiado del XX y más allá.

Mitología moderna. La B12.

Todos los animales, antes que herbívoros, carnívoros u omnívoros somos heterótrofos. Es decir, somos tan inútiles que no podemos crear energía y materia  por nuestros propios medios. Necesitamos tomar elementos constituyentes del exterior mediante el alimento. Por el contrario hay otros seres vivos que sí pueden hacerlo, las plantas y algunas bacterias. Estos son capaces de sintetizar la energía del Sol y elementos fundamentales como los minerales, que son la base de toda construcción biológica. Y por eso las llaman seres autótrofos. Continue reading “Mitología moderna. La B12.”

Los motivos del veganismo. Un sólo argumento.

Todas las explicaciones en favor del veganismo son circunstancias de un elemento esencial. El veganismo sólo tiene un argumento: El ejercicio de la Justicia.

Parte de dos premisas fundamentales:

  1. La Justicia nace para resolver un conflicto de intereses.
  2. Un interés surge de la capacidad para poseerlo, capacidad para procesarlo. A tales efectos los únicos seres con capacidad para procesar intereses son aquellos con un órgano cerebral.

La consecuencia lógica es única:

  1. Todos los individuos con intereses son objeto de la Justicia.

Al igual que otras consecuencias lógicas de la Justicia, como el Feminismo, el Veganismo reivindica la coherencia: el respeto del interés, al margen del sexo, la edad, la raza, orientación sexual, etc.

Por tanto el veganismo renuncia al uso de animales no humanos por cuanto los intereses de estos deben ser respetados (al menos vivir y no ser dañados, dos intereses elementales universales), como los de cualquier otro individuo.

No hay más. Ni menos. Porque el veganismo se puede teñir de otras consideraciones: ecología, salud, animalismo, espiritualidad, compasión,  etc. Pero la ausencia del principio de Justicia supone la ausencia de veganismo.

Ongay y los animales.

Se acaban de cumplir diez años de la publicación “El Proyecto Gran Simio desde el materialismo filosófico”. Se trata de la tesis doctoral que defendió Iñigo Ongay en 2007 a la luz del pensamiento de su mentor Gustavo Bueno (1924-2016). A día de hoy esta tesis es el ataque más interesante contra el movimiento en defensa de los Derechos de los Animales. Digo interesante porque sus argumentos son sesudos, aunque a diez años vista, más que superados. Y es de agradecer la tesis, pues es a causa de que estamos y crecemos. Continue reading “Ongay y los animales.”

Los derechos de los animales

Cuando la Ley no es universal su justificación es más que debida. Cuando además es una convención, como es el derecho, su fundamento es un requisito indispensable. Que los animalistas queremos derechos para los animales, es un hecho. Que no todos los animalistas quieren los mismos derechos, también. Hay muchos animalistas que niegan los derechos que piden para sus perros a los cerdos. Continue reading “Los derechos de los animales”

Un viaje sin retorno

Con la tragedia climática del año 2038 se vinieron abajo los fundamentos de la civilización. El resultado fue un cambio en los valores: la Tecnociencia se convirtió en el árbitro de la humanidad. Los propagadores del misticismo político, económico, religioso, filosófico, ético, etc. fueron ejecutados y la humanidad trabajó al unísono por su supervivencia. Los beneficios fueron inmediatos. Entre los muchos uno brilló con luz propia: el desarrollo de la tecnología de fusión nuclear y aplicación al “Estatorreactor”, el primer propulsor con capacidad para los viajes estelares. Continue reading “Un viaje sin retorno”