La España de bien

Piensa que sus “logros” son sólo fruto del esfuerzo personal y olvida el contexto acotado por los derechos sociales peleados en los últimos 150 años. Así, el votante por la “España de bien” se siente fuerte y mofa de los que siguen apostando por la Justicia y la democracia, por el progreso. Se ve poderoso en la clase media a la que no pertenece, pues sigue siendo un simple currito de mierda que pende de un salario.

Está cansado de pagar impuestos y que su dinero se vaya a colectivos caprichosos: las mujeres con sus polladas feministas, los negros, los moros, los panchos que nos roban el trabajo y siempre andan pidiendo. Los maricones promiscuos, los animalistas que no me dejan matar feliz, los catalanes!!!!!! etc. Y él, y ellos, la clase media que no lo es, pero que es mayoría ¡no ven ni un duro!

Ha perdido capacidad adquisitiva. Ahora la parienta tiene que trabajar y no por mucha pasta, que llega el negro y te quita el puesto. Antes podías perder el tiempo un mes en la playa, ahora una semana y de milagro. Por no tener, no tienen ni identidad. ¿Qué son? El cuento del equipo de fútbol parece que ya no cuela, pero “¿Perroflautas?”, ni de coña.

Ellos no son ni machistas, ni feministas, ni maricones, ni negros, ni moros, ni urbanitas, ni animalistas. Son gente normal. Currito, coche, un pisín, matrimonio, hijos, fútbol, casita, playa, toros, fiestas. Lo vulgar, lo ordinario es su esencia ¿Qué les queda?

Ser españoles de bien.

Imagen relacionada

Anuncios

Izquierda y la falacia intersectorial. Una visión desde el antiespecismo

Nos choca que haya gente partidaria de los Derechos Animales (DD.AA) que no comulga, por ejemplo, con el feminismo o que sean, abiertamente, xenófobas. Pensamos, con razón, que es incoherente estar a favor de los derechos de un colectivo, el de los animales no humanos y en contra de otro (mujeres, LGTB, inmigrantes, etc.).

Pero veamos el asunto desde otro punto de vista. Seguir leyendo “Izquierda y la falacia intersectorial. Una visión desde el antiespecismo”

Todos los hombres somos violadores

Y mucho me temo que si no fuera ilegal…

Vale, es cierto que el amigo que habla de follarse a la primera que pasa por la calle contra una farola, mientras nos reímos de la gracia, puede que al final no lo haga. Y me pregunto por el freno que le impide hacerlo. ¿Es infalible ese freno? Obvio que en muchos casos no. Por cierto, casi el 100% del porno que tanto nos gusta va de follarse a la primera que pasa, por la oficina, la enfermería, la calle, la escuela, etc… Seguir leyendo “Todos los hombres somos violadores”

La creación del patriarcado.

Patriarcado. Un concepto que la mayoría intuye, que se utiliza en diversas ramas del conocimiento – Historia, Sociología, Antropología, etc.-, que algunos ven como una moda feminista (sic). Que es oscuro y parece yacer aún más allá de las relaciones capitalistas de segregación, pincelando la totalidad del juego social y del que todos somos partícipes.

Pero… ¿Qué es en realidad, si es algo tangible? ¿Es un conjunto de normas en el más amplio sentido del término? ¿Acaso un sistema sostenido por un compendio de factores en cada época y lugar? ¿Es el patriarcado algo único y esencial? ¿Se limita a símbolos? ¿Cómo ha llegado a ser el factor que determina las relaciones sociales, políticas, económicas, etc. en la actualidad? ¿Hubo un quién y un por qué de su creación? ¿Tiene algún tipo de origen biológico? Etc… Seguir leyendo “La creación del patriarcado.”

Los cuatro gatos

A raíz de la concentración contra los festejos taurinos en Leganés del sábado 18/08/2018, del cubil salen voces gritando que fueron cuatro gatos. En realidad, serían gatas, pues en estos eventos el número de ellas siempre es mayor que el de ellos. Matiz que al mundo taurino, anclado en el Bronce Tardío, se le escapa y ahí radica, de hecho, uno de los factores del declive de tan bárbara práctica.

Es cierto que fuimos unas 100 personas. Y esto puede ser bueno o malo, según se mire. Si lo comparamos con la gente que estaba en la playa a esas horas, pues es poco. Pero si lo comparamos con la gente que había en la corrida de toros en ese mismo momento en la Cubierta de Leganés, son muchos. Pues no había corrida de toros.

Los activistas son un porcentaje bajo de la sociedad. Al fin y al cabo, es más agradable estar tomándose unas cañas a esas horas que exigiendo Justicia en la calle. Pero también es cierto que la sociedad en su conjunto ha dado la espalda a la Tauromaquia. De un año para otro la industria taurina marca nuevos niveles de desplome, aún con las ayudas públicas. Los activistas somos la punta de lanza, los que tiramos del carro de la sociedad. Tal vez seamos pocos, pero contamos con la fuerza que ellos no tienen: la Razón, la que mueve el mundo. Y eso es superlativo.

Perspectiva del piropo

Vas por la calle y se te acerca un desconocido. Va bien vestido para el estándar social, ya sabes, traje, corbata y un maletín. Te mira y te comenta algo así – me pareces una buena persona, inteligente, atractiva, con futuro – y además sugiere – ¿Te gustaría ir de viaje a Yibuti? Yo corro con los gastos y nos vamos juntos -. ¡Raro! ¿No? Lo primero que una persona equilibrada pensaría es “¿Y este pavo? ¿Qué coño me dice? ¿Un viaje a dónde?” Seguir leyendo “Perspectiva del piropo”

El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Seguir leyendo “El enigma de la enfermedad sin nombre”