El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Continue reading “El enigma de la enfermedad sin nombre”

Anuncios

Breve historia de la inmigración española.

Los primeros españoles, los únicos españoles de verdad y originales, llegaron a España hace un millón y pico de años. Y en teoría, de estos, no quedaba ni uno. Medio millón de años después aparecieron unos inmigrantes del centro de Europa, los Heidelbergensis, para vivir de las ayudas públicas. Y aquí estuvieron otro medio millón de años, hasta que los neandertales, que eran más listos y fuertes, echaron a los otros y se quedaron con los pisos públicos. Pero estos neandertales ya no eran españoles de verdad, eran inmigrantes con nacionalidad española, que no es lo mismo.

Durante el Solutrense, hace unos 20.000 años, más menos, llegaron los africanos negros, se discute si en patera, pero vamos, que llegaron y acabaron con los neandertales. Estos negros africanos, por supuesto, no eran españoles. Los españoles de verdad sólo fueron los primeros de todos. Nosotras, las españolas de hoy día, somos descendientes de estas inmigrantes sapiens y negras. Continue reading “Breve historia de la inmigración española.”

Cariño, nuestra hija es una puta.

– Hola Pepe – dice la señora Ernestina entrando en casa – me ha preguntado el párroco por ti, se ha notado tu ausencia. Unas palabras muy bonitas las de hoy… ¡Pero Pepe! ¿¡Qué cara es esa, qué ocurre!?
– Cariño, tenemos que hablar. Ven y siéntate. Indica Pepe, más serio que Rajoy negando su relación con los imputados del PP.
Ella, un tanto inquieta accede y juntos se dirigen a la “habitación del ordenador”.
– ¿Te acuerdas de Luís? Pregunta él.
– No.
– Sí, hombre, mi compañero de trabajo- Ernestina piensa un poco, pero no – ¡Joder, mi mejor amigo del trabajo!
– Pues no caigo Pepe, nunca me hablabas del trabajo y …
– Bueno, da igual. Cariño, nuestra hija es una puta. Continue reading “Cariño, nuestra hija es una puta.”

Un viaje sin retorno

Con la tragedia climática del año 2038 se vinieron abajo los fundamentos de la civilización. El resultado fue un cambio en los valores: la Tecnociencia se convirtió en el árbitro de la humanidad. Los propagadores del misticismo político, económico, religioso, filosófico, ético, etc. fueron ejecutados y la humanidad trabajó al unísono por su supervivencia. Los beneficios fueron inmediatos. Entre los muchos uno brilló con luz propia: el desarrollo de la tecnología de fusión nuclear y aplicación al “Estatorreactor”, el primer propulsor con capacidad para los viajes estelares. Continue reading “Un viaje sin retorno”

Superconductores, feministas y animalismos varios.

Dos son los principales enemigos de la Ciencia: el fundamentalismo fruto de la ignorancia y la economía. Hace muchos años, en el laboratorio de física de la Facultad de Matemáticas de la UNED, nos lo explicaron en relación – ¿cómo no? – a los “superconductores”.

Un superconductor es un material con la capacidad de conducir corriente eléctrica sin resistencia. Las aplicaciones técnicas de estos materiales son infinitas y acarrearían un cambio en nuestra forma de vida sólo equiparable al que hubo con la domesticación del fuego o la Revolución Industrial. Continue reading “Superconductores, feministas y animalismos varios.”

La paradoja del márketing bien hecho

– Y bien doctora ¿Cómo se encuentra mi hijo?
– Tengo una buena noticia y otra mala ¿Cuál quiere saber primero?
– ¡Ay! Dios mío. La buena por favor.
– El accidente fue muy grave y las consecuencias también. Tras 11 horas de operación hemos conseguido reparar los daños medulares y con la rehabilitación adecuada recuperará la capacidad de andar.
– ¡Ay! Gracias al Señor. ¡Si Usted supiera lo que he rezado! Las misas que le he dedicado a mí hijo, la de velas que he encendido a Fray Leopoldo y el Cristo de Medinaceli, Santa Lucía y el Sagrado Corazón. Y mire, mire… esta es la lista de promesas que ahora tengo que cumplir. Un viaje a Lourdes entre ellas y el Camino de Santiago haciendo el pino.
– Bueno señora, agradezco su devoción, pero lo cierto es que cuento con un equipo de especialistas muy cualificado y experimentado y además con los medios materiales óptimos para este tipo de intervenciones y…
– Sí, bueno. ¿Y la mala noticia? Interrumpe la madre.
– La mala es que con seguridad su hijo tendrá una ligera cojera, no es mucho y tal vez…
– ¿Qué? ¡Panda de inútiles! ¿Con quién tengo que hablar en este hospitalucho para plantar una queja? ¿Os voy a demandar y espero que pierdas tu trabajo?
Etc.

FIN