Los motivos del veganismo. Un sólo argumento.

Todas las explicaciones en favor del veganismo son circunstancias de un elemento esencial. El veganismo sólo tiene un argumento: El ejercicio de la Justicia.

Parte de dos premisas fundamentales:

  1. La Justicia nace para resolver un conflicto de intereses.
  2. Un interés surge de la capacidad para poseerlo, capacidad para procesarlo. A tales efectos los únicos seres con capacidad para procesar intereses son aquellos con un órgano cerebral.

La consecuencia lógica es única:

  1. Todos los individuos con intereses son objeto de la Justicia.

Al igual que otras consecuencias lógicas de la Justicia, como el Feminismo, el Veganismo reivindica la coherencia: el respeto del interés, al margen del sexo, la edad, la raza, orientación sexual, etc.

Por tanto el veganismo renuncia al uso de animales no humanos por cuanto los intereses de estos deben ser respetados (al menos vivir y no ser dañados, dos intereses elementales universales), como los de cualquier otro individuo.

No hay más. Ni menos. Porque el veganismo se puede teñir de otras consideraciones: ecología, salud, animalismo, espiritualidad, compasión,  etc. Pero la ausencia del principio de Justicia supone la ausencia de veganismo.

Anuncios

Ongay y los animales.

Se acaban de cumplir diez años de la publicación “El Proyecto Gran Simio desde el materialismo filosófico”. Se trata de la tesis doctoral que defendió Iñigo Ongay en 2007 a la luz del pensamiento de su mentor Gustavo Bueno (1924-2016). A día de hoy esta tesis es el ataque más interesante contra el movimiento en defensa de los Derechos de los Animales. Digo interesante porque sus argumentos son sesudos, aunque a diez años vista, más que superados. Y es de agradecer la tesis, pues es a causa de que estamos y crecemos. Continue reading “Ongay y los animales.”

Los derechos de los animales

Cuando la Ley no es universal su justificación es más que debida. Cuando además es una convención, como es el derecho, su fundamento es un requisito indispensable. Que los animalistas queremos derechos para los animales, es un hecho. Que no todos los animalistas quieren los mismos derechos, también. Hay muchos animalistas que niegan los derechos que piden para sus perros a los cerdos. Continue reading “Los derechos de los animales”

Historia de las colonias X

Vengo de las colonias y me cruzo con tres chavalas de, yo que sé, 13-14 años. Una de ellas abre algo y arroja el envoltorio al suelo.
– Oye! Dice una – podías echarlo en la papelera.
– Joder, pareces mi madre. Contesta.
– Yo te iba a decir lo mismo. Dice la tercera.
La chica lo recoge y a la papelera. Es un gesto minúsculo, pero fruto de la conciencia.
¿No es encantador?

Tal vez el mundo sea una mierda. Pero no olvidemos que es porque así lo queremos. Hay dos tipos de personas en este planeta y cada cual elige su bando. Pura libertad.

Breve historia de la violencia.

El macho con pretensiones Alfa se pavonea frente a la hembra. Muestra sus poderosos bíceps, camina muy tieso para parecer más alto, gesticula buscando la mirada de ella, etc. Podría tratarse de cualquier discoteca de hoy día, pero este macho pertenece a una manada humana de hace medio millón de años.

Continue reading “Breve historia de la violencia.”

Superconductores, feministas y animalismos varios.

Dos son los principales enemigos de la Ciencia: el fundamentalismo fruto de la ignorancia y la economía. Hace muchos años, en el laboratorio de física de la Facultad de Matemáticas de la UNED, nos lo explicaron en relación – ¿cómo no? – a los “superconductores”.

Un superconductor es un material con la capacidad de conducir corriente eléctrica sin resistencia. Las aplicaciones técnicas de estos materiales son infinitas y acarrearían un cambio en nuestra forma de vida sólo equiparable al que hubo con la domesticación del fuego o la Revolución Industrial. Continue reading “Superconductores, feministas y animalismos varios.”