El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Continue reading “El enigma de la enfermedad sin nombre”

Anuncios

Como niños

Si nos vaciamos de prejuicios estaremos más cerca de cualquier otro animal que de un humano. Como el niño que sin duda quiere abrazar al conejo y comer la manzana. Porque los niños son el principio y a pesar de haber inventado muros de hormigón y acero, todas compartimos el mismo origen: el mar.

Breve historia de la inmigración española.

Los primeros españoles, los únicos españoles de verdad y originales, llegaron a España hace un millón y pico de años. Y en teoría, de estos, no quedaba ni uno. Medio millón de años después aparecieron unos inmigrantes del centro de Europa, los Heidelbergensis, para vivir de las ayudas públicas. Y aquí estuvieron otro medio millón de años, hasta que los neandertales, que eran más listos y fuertes, echaron a los otros y se quedaron con los pisos públicos. Pero estos neandertales ya no eran españoles de verdad, eran inmigrantes con nacionalidad española, que no es lo mismo.

Durante el Solutrense, hace unos 20.000 años, más menos, llegaron los africanos negros, se discute si en patera, pero vamos, que llegaron y acabaron con los neandertales. Estos negros africanos, por supuesto, no eran españoles. Los españoles de verdad sólo fueron los primeros de todos. Nosotras, las españolas de hoy día, somos descendientes de estas inmigrantes sapiens y negras. Continue reading “Breve historia de la inmigración española.”

La ví esta mañana yendo a currar. En una acera de cemento que pisan al día, no sé, miles de humanos. Ahí estaba, a lo suyo, tan inconsciente de su entorno como los que no la han pisado y los que la pisarán.

Dicen los estructuralistas que el Neolítico fue la conclusión de un largo proceso de control de la naturaleza que aún dura. Con este período, el Neolítico, se inicia la propiedad privada, la explotación de animales, las jerarquías, la guerra, la maternidad como recurso económico, etc.

Pero ella, la naturaleza, resiste.

Salvo que la destruyamos en su totalidad, aniquilándonos también, buscará su vida. Nos gusta inventar 75.000 historias para creernos ángeles reencarnados, otra cosa, algo diferente… pero no somos más que la extensión consciente de esa destrucción.

Breve historia del movimiento animalista en España (2)

Para ver la primera parte.

Un pensamiento en la práctica: los santuarios de animales.

En el año 2004 se funda el Hogar de Luci. En un primer momento no difiere en su causa de cualquier otra protectora: un lugar para acoger perros y gatos de la calle y facilitarles una nueva oportunidad. En 2007 el Hogar amplía sus objetivos hacia el “anti especismo”, de manera que sus animales acogidos no sean discriminados por la especie a que pertenecen. Nace así el primer santuario de animales de España de la mano de su presidenta Elena Tova donde vacas, pollos, cerdos y cualquier otro animal tendrá una oportunidad de vivir lejos de la explotación a que son sometidos fuera del santuario. En la actualidad contamos con varios de estos lugares como Gaia, El Hogar y La Bassa (Cataluña), Wings of Heart y el Valle Encantado (Madrid), Compasión Animal (Valencia), Vacaloura y Mino Valley Farm (Galicia), León Vegano (Castilla y León), La Pepa (Andalucía), La Candela (Extremadura).

El activismo a la palestra.

El 4 de mayo de 2008 seis activistas de la asociación Equanimal, apoyados por otra docena de activistas, saltaban al ruedo de las Ventas de Madrid durante la celebración de una corrida de toros para exigir la abolición de la tauromaquia. El acto tuvo una importante repercusión mediática por la originalidad del mismo y los activistas acabaron en los juzgados.

Esta acción, dentro de una de las plazas taurinas más importantes del mundo, había sido precedida de un imparable crecimiento social a favor de un reconocimiento, más o menos completo, de derechos para los animales. En el año 2002 A.L.A, junto a otras asociaciones como PETA, WSPA y OLGA, consiguió reunir más de 4.000 personas en la Plaza Felipe II de Madrid en protesta contra la tauromaquia. Fue la manifestación antitaurina más importante hasta aquel momento. Atrás quedaba aquella de 1990, en la Puerta del Sol, también convocada por A.L.A., que sólo reunía un centenar de manifestantes. Continue reading “Breve historia del movimiento animalista en España (2)”

Las aventuras de Ventorro y Pepino. El término medio

Ventorro y Pepino se encuentran en el rellano.

VENTORRO: Es que los veganos sois muy radicales.
PEPINO: Pienso que el término “radical”, como el de “término medio” son ambiguos en abstracto.
VENTORRO: ¿Ein? Yo estoy en contra del maltrato animal, pero vosotros vais muy lejos.
PEPINO: Ojalá pudiera irme muy lejos. A ver… por ejemplo, si te digo que violar mujeres me parece mal y es injusto y que por eso no las violo ¿Te parece radical?
VENTORRO: No hombre, eso es normal.
PEPINO: ¿Lo ves? Se viola o no se viola. No hay término medio.
VENTORRO: Cierto. Pero es que los animales no son personas.
PEPINO: Vale ¿y si te digo que lanzar piropos por la calle a una mujer es igual de injusto y perverso que violarlas? Continue reading “Las aventuras de Ventorro y Pepino. El término medio”

La manada, cazadores, taurinos y nazis.

Leo una trascripción de los wasaps de los miembros de “la manada” y me quedo con la terrible sensación de que no me extraña. ¿Hay algo más terrible que no inmutarse ante semejantes barbaridades? Digo más… es que me suena haberlo leído un millar de veces.

Los vuelvo a leer y caigo en la cuenta. Joder…, pienso, la lógica ahí expuesta no se diferencia en nada del relato de cualquier cazador tras un glorioso día asesinando animales. Tampoco de la descripción de una faena taurina. O de una “caza” del nazi al negro. Sólo cambia el objetivo y los términos. En el caso del mundo cinegético y taurino, muy elaborados, eso sí, para colar un simple crimen por arte y tradición. Lo que se ve en estos mensajes de “la manada” es un ritual, informal, vale, cutre, vale, pero planificados y con los mismos objetivos. Continue reading “La manada, cazadores, taurinos y nazis.”