El enigma de la enfermedad sin nombre

Y sin embargo es la mayor causa de muerte en el Mundo. Su principal síntoma es un repentino ataque de memoria. Esta enfermedad es bien conocida entre los activistas por los derechos animales y a ella deben inmunizarse en la primera o segunda conversación sobre el tema. Es esa enfermedad por la que un sujeto abre la boca y dice algo así: “Con la cantidad de problemas que hay en el Mundo y tú preocupándote de los animales”. Continue reading “El enigma de la enfermedad sin nombre”

Anuncios

Las aventuras de Ventorro y Pepino. Feminismos y toreros.

Ventorro y Pepino se encuentran en el portal.

VENTORRO. Hola Pepino, estoy pensando en lo del otro día.
PEPINO. Hola, ¿sobre qué?
VENTORRO. Sí, sobre lo de las mujeres. Me voy a hacer feminista. He estado leyendo un poco en la red y creo que el feminismo tiene razón. Así que…
PEPINO. ¡Ah! ok. Pero no puedes ser feminista.
VENTORRO. ¡Coño! ¿Por qué?
PEPINO. Porque eres un hombre.
VENTORRO. Joder claro y muy hombre, pero yo lo apoyo. El feminismo, digo.
PEPINO. Tú mismo lo has dicho: “Lo apoyo”. Intuyes que no es cosa tuya. Los hombres no pueden ser feministas. Continue reading “Las aventuras de Ventorro y Pepino. Feminismos y toreros.”

Las aventuras de Ventorro y Pepino. El término medio

Ventorro y Pepino se encuentran en el rellano.

VENTORRO: Es que los veganos sois muy radicales.
PEPINO: Pienso que el término “radical”, como el de “término medio” son ambiguos en abstracto.
VENTORRO: ¿Ein? Yo estoy en contra del maltrato animal, pero vosotros vais muy lejos.
PEPINO: Ojalá pudiera irme muy lejos. A ver… por ejemplo, si te digo que violar mujeres me parece mal y es injusto y que por eso no las violo ¿Te parece radical?
VENTORRO: No hombre, eso es normal.
PEPINO: ¿Lo ves? Se viola o no se viola. No hay término medio.
VENTORRO: Cierto. Pero es que los animales no son personas.
PEPINO: Vale ¿y si te digo que lanzar piropos por la calle a una mujer es igual de injusto y perverso que violarlas? Continue reading “Las aventuras de Ventorro y Pepino. El término medio”

La manada, cazadores, taurinos y nazis.

Leo una trascripción de los wasaps de los miembros de “la manada” y me quedo con la terrible sensación de que no me extraña. ¿Hay algo más terrible que no inmutarse ante semejantes barbaridades? Digo más… es que me suena haberlo leído un millar de veces.

Los vuelvo a leer y caigo en la cuenta. Joder…, pienso, la lógica ahí expuesta no se diferencia en nada del relato de cualquier cazador tras un glorioso día asesinando animales. Tampoco de la descripción de una faena taurina. O de una “caza” del nazi al negro. Sólo cambia el objetivo y los términos. En el caso del mundo cinegético y taurino, muy elaborados, eso sí, para colar un simple crimen por arte y tradición. Lo que se ve en estos mensajes de “la manada” es un ritual, informal, vale, cutre, vale, pero planificados y con los mismos objetivos. Continue reading “La manada, cazadores, taurinos y nazis.”

Cariño, nuestra hija es una puta.

– Hola Pepe – dice la señora Ernestina entrando en casa – me ha preguntado el párroco por ti, se ha notado tu ausencia. Unas palabras muy bonitas las de hoy… ¡Pero Pepe! ¿¡Qué cara es esa, qué ocurre!?
– Cariño, tenemos que hablar. Ven y siéntate. Indica Pepe, más serio que Rajoy negando su relación con los imputados del PP.
Ella, un tanto inquieta accede y juntos se dirigen a la “habitación del ordenador”.
– ¿Te acuerdas de Luís? Pregunta él.
– No.
– Sí, hombre, mi compañero de trabajo- Ernestina piensa un poco, pero no – ¡Joder, mi mejor amigo del trabajo!
– Pues no caigo Pepe, nunca me hablabas del trabajo y …
– Bueno, da igual. Cariño, nuestra hija es una puta. Continue reading “Cariño, nuestra hija es una puta.”

Los motivos del veganismo. Un sólo argumento.

Todas las explicaciones en favor del veganismo son circunstancias de un elemento esencial. El veganismo sólo tiene un argumento: El ejercicio de la Justicia.

Parte de dos premisas fundamentales:

  1. La Justicia nace para resolver un conflicto de intereses.
  2. Un interés surge de la capacidad para poseerlo, capacidad para procesarlo. A tales efectos los únicos seres con capacidad para procesar intereses son aquellos con un órgano cerebral.

La consecuencia lógica es única:

  1. Todos los individuos con intereses son objeto de la Justicia.

Al igual que otras consecuencias lógicas de la Justicia, como el Feminismo, el Veganismo reivindica la coherencia: el respeto del interés, al margen del sexo, la edad, la raza, orientación sexual, etc.

Por tanto el veganismo renuncia al uso de animales no humanos por cuanto los intereses de estos deben ser respetados (al menos vivir y no ser dañados, dos intereses elementales universales), como los de cualquier otro individuo.

No hay más. Ni menos. Porque el veganismo se puede teñir de otras consideraciones: ecología, salud, animalismo, espiritualidad, compasión,  etc. Pero la ausencia del principio de Justicia supone la ausencia de veganismo.

Los derechos de los animales

Cuando la Ley no es universal su justificación es más que debida. Cuando además es una convención, como es el derecho, su fundamento es un requisito indispensable. Que los animalistas queremos derechos para los animales, es un hecho. Que no todos los animalistas quieren los mismos derechos, también. Hay muchos animalistas que niegan los derechos que piden para sus perros a los cerdos. Continue reading “Los derechos de los animales”